Top 10

 

Lennon Vs McCartney, amigos y rivales

Para uno de los ex integrantes del cuarteto de Liverpool, esta competencia era sana a la hora de componer canciones; pero hizo que The Beatles se separaran
Maricela Flores | 18 de Junio de 2017 | 04:00
Paul McCartney y John Lennon

Han pasado décadas desde la desintegración de The Beatles y el tema sobre la rivalidad de dos de sus integrantes, siempre dará de qué hablar. Y aunque parece que la sociedad Lennon-McCartney es imposible de separar, poco a poco, Paul logró construir una carrera solista, sin embargo, el mito de John siempre lo ha acompañado.

Lennon era rebelde, transgresor, contestatario y genial. Paul era formal, disciplinado, conservador y sí, también era genial. Pero en esos tiempos de “sexo, drogas y rock and roll”, tener una esposa hacía que no lo tomaran tan en serio. Paul siempre dio la sensación de que tuvo que competir, como si estuviera obligado a demostrar algo más.

Por su parte, John encarnaba la voluntad de una generación que quería cambiar el mundo y hacer la revolución del amor, comprometiéndose y cantando contra la guerra a la que se oponían muchos jóvenes en la década de los 70.

Al inicio su relación fue casi de hermanos. Compusieron juntos “Love Me Do”, que se convirtió en uno de los primeros singles de The Beatles. Lo que es cierto, es que esa complicidad y rivalidad musical nos ha permitido escuchar algunas de las canciones más grandes de la historia.

Paul McCartney y John Lennon

Pero, mientras Paul hizo canciones románticas y alentadoras como “Eight Days a Week”, de la mente de John nacieron canciones más rockeras, como “Hey Bulldog”. Alrededor del 50% de las composiciones de The Beatles están firmadas como Lennon/McCartney y se sabe que la regla que tenían para no tener “problemas” era que, quien compusiera toda la letra se encargaría de grabarla.

Esa competencia permitió que la agrupación creciera como lo hizo, pasando de melodías simples a temas innovadores y complejos, pero que no los alejaba de su esencia. Esta situación, sobre demostrar quién era mejor compositor, no se quedó en la etapa del cuarteto de Liverpool, si no que se hizo más grande tras la ruptura del grupo.

Sí, en enfrentamiento que desató todo ocurrió en una reunión de trabajo de la banda, en 1969, pues ante cada requerimiento de McCartney, Lennon contestaba un “no” rotundo, hasta que terminó gritando: “La banda es historia, me voy”. Sin embargo, lo obligaron a guardar silencio, ya que estaba en puerta el lanzamiento del disco Abbey Road.

Aquí fue donde Paul hizo su jugada maestra, pues comenzó a preparar su material como solista y, el 10 de abril de 1970, a una semana de su debut, anunció que se iba del grupo, lo que fue una maniobra de promoción innegable. Además, el hecho de que fuera McCartney quien anunciara la disolución de The Beatles, fue algo que Lennon jamás perdonó.

John Lennon

Las hostilidades entre ambos músicos se hicieron más fuertes, luego que Paul editara su segundo disco “RAM”, el cual estaría repleto de referencias hacia sus ex compañeros. Canciones como “Three Legs”, o “Too many People” enfurecieron a los otros ex Beatles.

Seguramente Lennon sabía que McCartney había hecho un buen disco, pero no lo reconocería. Fue así que cuatro meses después del lanzamiento de su ex compañero, John lanzó “Imagine”, una de las mejores producciones de su trayectoria.

Así transcurrió durante un tiempo, con esa guerra de discos e indirectas. Finalmente, tras unos meses, la relación comenzó a normalizarse. Paul incluyó la canción “Dear Friend” en su disco “Wild Life”, la cual estaba dedicada a Lennon. Se notaba que quería limar asperezas.

Su relación comenzó a normalizarse y a hacerse más fluida, ya que cada uno tenía objetivos distintos. La falta de competencia musical trajo como resultado que las nuevas creaciones de ambos carecieran de la calidad a la que tenían acostumbrados a los fans.

Paul McCartney

Hace poco, en 2015, fue el mismo Paul quien admitió que vivía en una eterna competencia con John cuando ambos eran miembros de The Beatles. Señaló que esa situación era sana a la hora de componer canciones, pues se obligaban a superar la calidad del otro.

“Fue más bien una necesidad. Llegó un instinto competitivo. Lo genial de John y yo escribiendo juntos era que competíamos el uno con el otro sin parar, y eso era algo muy sano”, así lo indicó el ex Beatle.

Pero eso no es todo, el ex integrante de la banda reconoció que, incluso después de la separación, escuchaba canciones de John y volvía a aparecer la misma competitividad de antes. Indicó que cuando recuerda al que fue su compañero “pienso en los dos escribiendo juntos 'A Day In A Life'. Cosas así. Prefiero quedarme con lo bueno".

Para ti ¿quién era/es mejor? ¿Lennon o McCartney?

Con información de El PaísTaringa y Miusyk.com

Tienes que ver esto