Top 10

 

La vida de O. J. Simpson, “The Juice”, antes de ser el “asesino” de Nicole Brown

Los crímenes apagaron los rastros de la mejor estrella de los 60 y 70, a pesar de que salió de prisión nadie quiere tenerlo cerca
Estephanie Gutiérrez | 10 de Octubre de 2017 | 04:00
oj simpson

La noche fatídica del 12 de junio de 1994 cambió su vida; semanas después en el teléfono, hablando con la policía, estaba él, O. J. Simpson, a punto de cometer suicidio, lo acababan de detener por la muerte de su ex esposa, Nicole Brown y un amigo de ésta, Ronald Goldman. O. J., estaba en fuga y nadie podría decir que había pasado. Todo pintaba diferente, la historia no era la misma que hacía 20 años.

Orenthal James O. J. Simpson nació en San Francisco el 9 de julio de 1947, es el hijo de Eunice Durden, una administradora de hospital, y Jimmy Lee Simpson, chef y guardia bancario, fue su tía quien le dio ese nombre tan extraño, Orenthal, un actor francés que le gustaba. Simpson viene de una familia grande, tres hermanos, y sufrió desde pequeño pues tenía raquitismo y debía usar aparatos ortopédicos. Sus padres se separaron apenas cinco años después de su nacimiento.

El futbol americano vino desde sus primeros años, fue la escuela Galileo High School, cuando O. J. comenzó a jugar para el equipo de la escuela, eran los Galileo Lions. De 1965 a 1966 fue alumno del City Collage of San Francisco, y sus lados fuertes eran la ofensiva y la defensiva, ya el la categoría junior fue nominado al College All American, como corredor, según lo recopila la NFL

De acuerdo con El País, gracias a esos primeros pasos, Simpson ganó una beca deportiva con los Southern California Trojans, donde jugó como running back entre 1967 y 1968, ya para aquel momento era el líder nacional de tierra cuando en 1967 acumuló 1451 yardas y anotó 11 touchdowns. Repitió la hazaña en 1968 con 355 acarreos de balón en 1709 yardas.

Con solo 20 años, fue el jugador estelar en el partido entre los equipos colegiales de USC y UCLA, ya que un acarreo suyo logró una anotación de 64 yardas en el 4o cuarto, empató el Trofeo Heisman pero no lo ganó, otro de sus dramáticos touchdowns sirvió de inspiración para una pintura de Arnol Friberg, O. J. Simpson Breaks for Daylight. Participó también en el cuarteto de relevos de los 4 x 100 metros que rompió el récord mundial de los Campeonatos Masculinos de Pista y Campo de la NCAA en Provo, Utah en el 67.

Su carrera colegial tenía solo éxitos y cuando llegó a la NFL la vida le sonrió ampliamente, incluso los equipos se peleaban por él, tras su éxito en el Tazón de las Rosas de 1969, un dato curioso es que las Águilas de Philadelphia y los Pitsburgh Steelers se enfrentaron en el llamado “Tazón OJ” porque se creía que el equipo que perdiera podría conseguir a Simpson en el draft de 1969, los Eagles ganaron el partido, pero ninguno de los dos se quedó con él.

Al final, la estrella fue contratada por los Buffalo Bills, sin embargo, durante las primeras tres temporadas no logró destacar, sólo marcó 622 yardas por temporada, se fue luego a los 49s de San Francisco sin mucha atención.

Sus mejores años llegaron en los 70, cuando consiguió ser nombrado el segundo mejor corredor de los tiempos, el Jugador Más Valioso de la NFL en 1973 y jugó en seis Pro Bowls, gracias a ello, el atleta llegó al Salón de la Fama en 1985, así lo menciona la BBC.

O. J. era conocido por sus desmanes, tenía una personalidad fuerte y arrolladora, se cuidaba mucho y tenía buena apariencia, le gustaban las fiestas, las mujeres y el poder que le daba ser una estrella.

Apodado “The Juice” (El Jugo), si bien pasó la mayor parte de su carrera de 11 años con los Bills, que más bien eran mediocres, logró ser una estrella imparable, así lo señala Infobae

Pero su vida cambió radicalmente aquel 12 de junio de 1994, cuando se le relacionó con el asesinato de su ex esposa, pero la mala suerte no paró ahí, hace unos años fue encarcelado por robo y secuestro, y a pocas semanas de que dejara la cárcel bajo libertad condicional, NADIE quiere relacionarse con él. A pesar de los esfuerzos que hace su equipo por conseguirle entrevistas, los medios le niegan la oportunidad, así lo menciona El País.

Un duro golpe para el hombre que tuvo al mundo en sus manos...

Tienes que ver esto