Top 10

 

Joy Division: 4 años bastaron para marcar un antes y después en la música

La banda tuvo una breve existencia, de 1976 a 1980, pero se convirtió en una de las agrupaciones de culto más grandes de la historia
Maricela Flores | 13 de Febrero de 2018 | 04:00
Joy Division, ícono, mundo de la música, banda británica, culto, inspiración,
Foto: Wikimedia Commons

Joy Division fue una banda inglesa formada en 1976 en Manchester, Inglaterra. Para nadie es un secreto que la agrupación evolucionó del punk-rock hasta desarrollar un estilo del que se les considera pioneros: el post-punk.

En sus letras encontramos una obsesión con la muerte y la desesperación. El nombre que tenían originalmente era Warsaw, y estuvo formada por Ian Curtis, Peter Hook, Bernard Summer y Stephen Morris.

Aunque tuvieron una existencia de apenas cuatro años, de 1976 a 1980, cuando estos cuatro músicos decidieron reunirse, no sabían que se convertirían en una de las agrupaciones de culto más amadas de la historia.

El nombre de Joy Division es adoptado por sus integrante debido a que así se le nombraba a un ala de un campo de concentración nazi, en donde se practicaba la esclavitud sexual, un apelativo que por su referencia, resultó bastante controversial.

¿Cuál es la trascendencia de la banda?

Básicamente dictaron el paso del punk y se convirtieron en un verdadero referente del industrial, además de que marcó esa transición de lo análogo a lo digital, factores que conforman al sector musical de hoy en día.

La intensidad de sus shows también dejó huella; Ian Curtis creó una forma de bailar que se asemejaba a un ataque epiléptico, una enfermedad que él padecía. La banda nunca tuvo miedo de expresar lo terrible que podía ser la vida, por lo que millones de personas se identificaron rápidamente con sus integrantes.

Joy División fue tomada como una banda que se declaraba abiertamente en contra de los medios, un ejemplo de ello es una de sus primeras entrevistas, la cual duró casi dos horas y en la que los músicos casi no emitieron palabra.

También impuso un referente gráfico, pues el diseño de su disco Unknown Pleasures es uno de los más utilizados en la cultura pop. Lo puedes ver en ropa, arte urbano y hasta tatuajes. Se trata de una visualización de las señales de radio emitidas por la pulsar CP 1919.

 

Es por esto, que la banda ha sido fuente de inspiración de otras agrupaciones y cantantes exitosos como The Cure, Björk, Interpol, Savages, Nine Inch Nails, The Horrors o Arcade Fire.

Ian Curtis, sin duda, fue pieza clave en el éxito de Joy Division, pues era todo, menos un chico normal. Era considerado un poeta maldito y decadente que encontraba su salvación en el arte. El vocalista de la banda no temía cantarle al lado oscuro de la vida, a ese lado donde el amor en lugar de unir, nos separa.

El bajista de la banda, Peter Hook, nació el 13 de febrero de 1956 y era quien llevaba las líneas melódicas que creaban una atmósfera decadente en su música. Para él, el disco Unknown Pleasures es el más importante de su carrera, pues le abrió la puerta a una vida maravillosa, de hecho, no ha dudado en afirmar: “Joy Division me hizo un hombre”.

Peter Hook, Joy Division, concierto, música,

Peter Hook durante su presentación en México, en 2016. (El Universal)

Con información de Fundación UNAM, Farenheit Magazine y Público.es

Tienes que ver esto