Top 10

 

10 jugadores que superaron la tragedia para ser estrellas del futbol

Estos deportistas no tuvieron un comienzo fácil en la vida, pero con dedicación y duro entrenamiento, lograron salir adelante y ser de los mejores
Carolina Mejia | 13 de Abril de 2018 | 05:00
futbol, jugadores de futbol con pasado tragico, hope solo, mario balotelli, carlos estevez
Foto: AP/El Universal

Hoy gozan de fama y fortuna, además de ser los ídolos de miles de seguidores que sueñan con ser como ellos. Pero hay futbolistas que tuvieron que superar tragedias y accidentes para llegar a la cima, y que hoy se han convertido en historias ejemplares de determinación y fuerza de voluntad.

El escritor Eduardo Galeano alguna vez dijo sobre el futbol: "¿Una locura digna de mejor causa? ¿Un negocio vulgar y silvestre? ¿Una fabrica de trucos manejada por sus dueños? Yo soy de los que creen que el futbol puede ser eso, pero es también mucho más que eso, como fiesta de los ojos que lo miran y como alegría del cuerpo que lo juega". Y en este deporte, niños que pudieron haber terminado en la cárcel o muertos, encontraron una vía para salir adelante sin importar los obstáculos.

En De10.mx enlistamos a 10 jugadores que superaron la tragedia y se convirtieron en estrellas en la cancha.

1. Hope Solo

La portera estrella de la selección estadounidense comenzó su vida detrás de las rejas, ya que fue concebida durante una visita marital de su madre a su padre, Jeffrey John, quien era un delincuente habitual y se encontraba preso. John incluso llegó a robarse el dinero que Hope y sus amigas recaudaron como scouts a los siete años. Además de ser alcohólico, el padre de la futbolista la raptó a ella y a su hermano durante una temporada en la que estaba libre, pero por este crimen regresó a prisión.

A pesar del caos en su infancia, Hope encontró un poco de paz cuando su padre se reformó y comenzó a asistir a todos sus encuentros deportivos. Esta devoción hacia la jugadora siguió a John hasta la muerte, cuando en 2007 tuvo un ataque fulminante al corazón mientras se dirigía a Nueva York para ver un partido de la portera. No obstante, Hope logró superar el dolor y ganó medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012.

En varias ocasiones Hope se ha convertido en la estrella de la selección estadounidense, como durante este partido contra Canadá en 2012. 

2.Carlos Tévez

A los cinco años, el argentino perdió a su padre cuando éste recibió 23 balazos durante un tiroteo en el peligroso barrio de Fuerte Apache. Poco después, la madre del chico decidió abandonar a su propio hijo. Diez meses después, al niño le cayó agua hirviendo y las personas que lo trasladaron al hospital lo cubrieron con mantas de nylon, lo que le dejó terribles cicatrices.

Tras salir del hospital, el niño quedó a cargo de sus tíos maternos y comenzó su carrera deportiva. Pronto llegó una oportunidad para ponerse la camiseta del Manchester United, pero ya en este equipo el jugador recibió la noticia de que su hermano biológico y su cuñado habían sido arrestados por intentar robar un camión blindado. Por si fuera poco, en 2014, el tío que lo adoptó sufrió un secuestro exprés. Todo esto no ha detenido al actual delantero del Boca Juniors.

Tévez también se ha converido en una gran figura en el equipo nacional de Argentina.

3. Franck Ribéry

El francés lleva un duro recordatorio de su pasado en el rostro. Al nacer, el jugador fue abandonado en un convento de monjas donde se crío. Más tarde, con apenas dos años, Ribéry tuvo un accidente vehicular, en el cual se impactó contra el parabrisas, lo que le provocó los característicos cortes que marcan su rostro y le dieron el apodo de “Scarface”, en referencia a la cinta de Al Pacino.

Cada día Ribéry enfrentaba bullying por parte de sus compañeros en la escuela y el convento, de donde se escapaba constantemente para jugar futbol. Franck no dejó de entrenar ni siquiera cuando tuvo que trabajar como albañil para sobrevivir. El esfuerzo valió la pena, ya que el francés acumuló numerosos títulos con el uniforme del Bayern Munich y fue elegido como el mejor jugador europeo en 2013.

Ribéry se distingue por su dominio sobre el balón y precisión.

4. Mario Balotelli

Thomas y Rose Barawuah salieron de Ghana cuando Mario apenas era un bebé con muchos problemas de salud. La familia se estableció en Italia, pero la fortuna tampoco les favoreció en aquel país, así los padres decidieron entregar a su hijo en adopción. La historia de Mario sería muy distinta de no haber sido por Francesco y Silvia Balotelli, un matrimonio sobreviviente del Holocausto que abrió las puertas de su hogar y adoptó al niño.

Quizá por su pasado accidentado, Balotelli siempre se ha distinguido por una conducta rebelde y envuelta en escándalos, pero su talento es innegable. Además de conquistar la Champions League con el Milán en 2010, el delantero brilló en la Eurocopa de 2012, cuando anotó dos goles en la semifinal ante Alemania, luego de haber visitado el campo de concentración de Auschwitz, y dar un abrazo a su madre adoptiva que conmovió al mundo entero.

Este es el momento tierno que Balotelli compartió con su madre adoptiva.

5. Jakub Blaszczykowski

El pequeño 'Kuba' tenía sólo once años cuando vio a su padre, Zygmunt, apuñalar hasta la muerte a la madre del chico tras una discusión de pareja. El trauma fue tan grande para el menor que pasó cuatro días sin hablar ni comer. A partir de ese momento, el jugador cortó toda relación con su padre, quien pasó quince años en prisión. Jakub sólo se reunió con su padre en 2012, durante su funeral.

Luego de ese terrible evento, Jakub estuvo tentado a dejar el deporte debido a la depresión, pero su tío Jerzy Brezczec, ex capitán de la selección de Polonia, lo evitó. Ahora cada vez que el futbolista hace un gol, señala al cielo para dedicárselo a su madre.

Sin importar la situación, el polaco nunca olvida la dedicatoria para su madre.

6. Piermario Morosini

Cuando Morosini cayó muerto sobre el césped de la cancha en 2012, se cerró una historia de vida marcada por la tristeza. Todo comenzó en 2001, cuando el italiano perdió a su madre y 24 meses después, también a su padre. En medio de esas dos muertes ocurrió una tercera, cuando Francesco, hermano del futbolista, se suicidó debido a una profunda depresión.

Pese a la adversidad, Morosini siempre conservó una sonrisa y su pasión por el juego. Tras el fallecimiento del joven, su gran amigo Antonio Di Natale, también futbolista, se hizo cargo de su hermana discapacitada.

La televisión italiana transmitió en vivo la muerte del joven jugador.

7. Selección de Bosnia

En 2013, fue todo un equipo el que venció la tragedia. La selección de Bosnia fue celebrada como nunca antes al clasificar a la Copa Mundial de Brasil 2014. Muchos de sus jugadores crecieron durante la guerra entre bosnios y serbios, pero aún así perseveraron en su entrenamiento. De la mano de las estrellas de la alineación, como Dzeko de Manchester City y el portero del Stoke City, Asmir Begovic y Pjanić de Roma, lograron unir a un país marcado por la masacre que acabó con la vida de más de 8,000 personas.

Así se celebró en Bosnia la calificación al Mundial de 2014

8. Victor Moses

El jugador vivía tranquilo en su natal Nigeria hasta que en 2002 se decretó en este país la ley islámica, que ponía en riesgo a la familia Moses, de religión cristiana. Una tarde el joven jugaba futbol con sus amigos, como de costumbre, pero su tío vino a buscarlo para decirle que sus padres habían sido asesinados por musulmanes, y que él debería huir de inmediato si no quería tener un destino similar.

Con sólo 11 años, el chico llegó a Inglaterra y permaneció escondido por un tiempo hasta que pudo regresar a las canchas, donde su talento natural y dedicación le concedieron un puesto en la alineación del Stoke City. Desde ese momento, el futbolista ha transitado por los equipos ingleses más exitosos, desde el Liverpool hasta el Chelsea.

Moses es uno de los elementos más queridos del Chelsea.

9. Zlatan Ibrahimovic

El jugador rebelde nació en un guetto de Malmo, Suecia, y sus padres se separaron cuando el tenía sólo dos años. Sin recursos, Zlatan se vio obligado a robar desde bicicletas hasta automóviles para llegar al campo de entrenamiento. En una ocasión, incluso, descubrió que la bicicleta que había robado era de su propio entrenador, quien decidió perdonarlo.

La frustración del joven se convirtió en ira dentro de la cancha y cuando se unió al club de su ciudad, sus propios compañeros pidieron su expulsión debido a su mala conducta. Pero aprendió a moderar su temperamento y pronto se convirtió en una estrella en el Ajax, para después obtener títulos con el Juventus, Inter Milan, AC Milan, Barcelona y Paris St-Germain.

Zlatan a menudo se ve envuelto en peleas dentro de la cancha.

10. Cristiano Ronaldo

Hoy es una de las estrellas más grandes del deporte, pero sus comienzos no fueron fáciles. Cristiano nació en 1985 en Madeira, Portugal en una familia de clase baja, ya que su padre trabajaba como jardinero y su madre como cocinera. Luego de ser expulsado de la escuela por atacar a un profesor con una silla, Ronaldo decidió dedicarse profesionalmente al futbol, pero un año después tuvo que someterse a una cirugía de corazón.

Durante el resto de su vida, el futbolista se enfocó en su juego debido a que la vida en casa no era sencilla con el alcoholismo de su padre, quien murió cuando Ronaldo tenía veinte años. Pese a este periodo oscuro, rápidamente el delantero se destacó en la cancha e intentó usar su talento para ayudar al resto de su familia. Por ejemplo, en 2017, pactó con su hermano Hugo que este dejaría su adicción al alcohol si Cristiano conseguía la duodécima Champions League con el Real Madrid y el jugador estrella del equipo cumplió su parte del trato.

El delantero estrella del Real Madrid celebra sus victorias junto a su hermano en cada oportunidad que se le presenta.

Con información de The Sun, BBC, Chvn Noticias y El Comercio

Tienes que ver esto