Top 10

Enrique Bunbury, el español más enamorado de México

El ex vocalista de Héroes del Silencio cree en la reencarnación, y afirma que “en otra vida” fue mexicano
Maricela Flores | 11 de Agosto de 2018 | 06:00
Enrique Bunbury, eterno enamorado de México, amor por méxico, se siente mexicano,
Foto: El Universal

Enrique Bunbury es de esos artistas que levanta pasiones y odios profundos. Hay quienes no lo pueden ni ver porque afirman que es un excéntrico, ególatra, divo y que su música no refleja la esencia del rock. Pero lo que él apunta es que su música no se dicta por modas ni por los intereses comerciales de la industria musical.

A pesar de que la controversia es su compañera de viaje, si hay algo que distingue al cantante zaragozano que lideró durante 12 años a los Héroes del Silencio, es que no se cansa de expresar su admiración por la cultura, las tradiciones y la hospitalidad mexicana.

El 11 de agosto de 1967, la ciudad española de Zaragoza vio nacer a un pequeño al que llamaron Enrique Ortiz de Landázury Izarduy que se convertiría en un artista internacional. Cuando cumplió 12 años, compró su primera guitarra eléctrica con 5 mil pesetas que tenía ahorradas.

Gracias a ésto, pudo integrarse como músico, en 1980, en un grupo escolar llamado Apocalipsis, con el que se subió por primera vez a un escenario. Posteriormente inició una aventura llamada Héroes del Silencio, con quienes marcó una época, y el resto es historia…

Ahora, en su carrera como solista ha convertido a México en su segunda patria. Así que hoy, para celebrar el cumpleaños #51 de Enrique Bunbury, te decimos cómo ha demostrado su profundo amor por México.

Mexicano en otra vida

Bunbury no tiene el menor problema en destacar que México es un país muy especial en su vida. Él cree en la reencarnación, por lo que piensa que en alguna otra vida vivió en algún sitio de tierra azteca. “La primera vez que vine en avión a México, cuando aterricé y toqué tierra mexicana, sentí algo muy extraño, como si ya hubiera vivido aquí. Lo primero que se me ocurrió fue pensar en la reencarnación, hasta se me ocurrió ‘igual y tuve casa, mujer, hijos y una cabaña en México’. Amo mucho este país”.

“Renunció” a su ciudad natal por México

El 8 de octubre de 2017, Enrique recibiría el título de “Hijo Predilecto” por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, su ciudad natal. Sin embargo, el cantante no asistió, pues prefirió presentarse en el Zócalo de la Ciudad de México como parte del concierto Estamos Unidos Mexicanos, en beneficio de los afectados por los sismos registrados en el mes de septiembre.

Afirmó que aunque le dolió no haber podido recibir físicamente el título, sentía que era una obligación apoyar a un país que le ha dado mucho y que atravesaba por un momento difícil. Además, como hizo un viaje relámpago, su banda no lo pudo acompañar, por lo que cantó con mariachis y la verdad, nos sorprendió bastante…

¡Apasionado de la música!

Enrique Bunbury ha aprendido mucho de la música mexicana, sobre todo de la popular. “Me encantan las rancheras, el son veracruzano, las cumbias, los corridos, las norteñas y la música prehispánica. En mis discos trato siempre de incluir algún tema relacionado con esta nación como Ciudad de Bajas Pasiones que incluí en Flamingos y habla sobre Ciudad Juárez”. Obviamente no podemos olvidar su versión de El Jinete, canción que hiciera famosa José Alfredo Jiménez.

La lucha libre

Si hay un espectáculo emblemático y popular en México, es la lucha libre. Y evidentemente, no podía quedar fuera de los proyectos que el músico español ha realizado a lo largo de su carrera. Para presentar al público el disco Freak Show, del 2005, su objetivo era montar una gira ambulante en su máxima expresión. Contó con una caravana circense. El espectáculo se montó en una carpa y afuera de ésta había un cuadrilátero de lucha mexicana, donde se libraban batallas antes del concierto, así como en el intermedio. Para muestra de su gusto por las luchas, éste video:

Licenciado Cantinas

Este disco del 2011 es prácticamente un cancionero latinoamericano en el que se incluyen varias melodías con origen en nuestra tierra. A manera de homenaje a los compositores nacidos en nuestra tierra, Bunbury incluyó en esta producción los temas: El mar, el cielo y tú, de Agustín Lara; Ánimas que no amanezca, de la cantautora oaxaqueña Guadalupe Ramos y Que me lleve la tristeza, de Marcial Alejandro.

Se casó en Tepoztlán

Luego de varios años de una discreta relación y una hija en común, llamada Asia, el cantante se casó en 2012 con la fotógrafa José Girl. La ceremonia se realizó en una hacienda hotel de la ciudad de Tepoztlán, en Morelos. En este sitio, pasó los últimos años de su vida la cantante Chavela Vargas, a quien Enrique le profesaba una profunda admiración.

El lugar fue decorado con motivos mexicanos relacionados con la muerte, como las calaveras y catrinas, las cuales son muy populares dentro de la cultura nacional.

La Virgen del Tepeyac

“La Virgen de Guadalupe, te protegerá...” Además de incluir esta línea en la canción de El Boxeador, el cantante zaragozano lleva a la morenita del Tepeyac plasmada en la piel. Pero no se trata de un tatuaje común, ya que en lugar del rostro de la virgen, tiene tatuada una calavera. En este diseño él combina tres deidades y tres culturas, La Virgen de Guadalupe, La Santa Muerte y Laskshmi (del hinduísmo).

Para Enrique Bunbury, México se ha convertido prácticamente en el motor de su carrera en toda América. “Es un país apasionante. A mí todo el surrealismo mexicano me enamora, igual que enamoró a Buñuel. La cultura, la música, la poesía, los cineastas. Es un país muy hermoso y muy grande”.

Con información de Héroesdelsilencio.es, El Universal y Art Estudio Magazine

 

Tienes que ver esto